Modelismo ferroviario Pinturas y materiales 01/09/2018

Murete de hormigón.

Frecuentemente, en nuestras maquetas, queremos representar esos muros de hormigón que vemos en pueblos, ciudades o entornos industriales. Nos preguntamos por qué muchas veces nos quedan con ese acabado tan azul o gris, cuando los hormigones tienen múltiples matices de color; desde el ocre pasando por el gris claro y terminando con ligeros tonos verdes.

No nos hacen falta infinidad de colores para representar este amplio espectro de tonos y colores, y conseguir un acabado realista de este material tan utilizado hoy en día.

En este caso, vamos a pintar la referencia R001 de El Taller del Modelista, un murete de hormigón en escala 1/87. Los materiales que necesitamos para poder realizar este sencillo murete son pocos. Nosotros vamos a emplear: pegamento de Cianocrilato, pinturas de la marca Humbrol, Vallejo (gama MODEL AIR), tintas o lavados de la serie MODEL WASH del mismo fabricante y unos pinceles; en este caso de la marca AMMO: un pincel del nº 1, nº 3 y otro plano de Vallejo. Y por supuesto, un aerógrafo.

1-2. Presentación de la referencia R001 de El Taller del Modelista.

3-4. Montamos una pequeña hoja de sierra para poder cortar los bebederos de nuestras piezas de resina.

5. Piezas limpias de bebederos y enmasilladas, listas para recibir la capa de imprimación.

6. Realizamos unos agujeros en la base de los pilares con una broca de 1mm y un porta brocas manual.

7-8. Introducimos un perno de latón de 1mm, que nos ayudará a mapipular el murete y posteriormente fijarlo en la maqueta.

9. Fijamos las distintas partes con cianocrilato. Colocamos nuestro muro construido sobre un listón de madera, de esta forma será mucho más fácil su pintura y manipulación.

10. Imprimamos nuestra pieza con un aerosol MR. Surface 1500, en color negro.

11. Colores elegidos para dar la capa base a nuestro muro, en este caso son de la gama MODEL AIR de Vallejo.

12 y 13. Aplicamos la pintura con aerógrafo. Mezclamos la pintura en distintas proporciones para dar volumen al muro, proyectamos diferentes tonos dependiendo de la incidencia de la luz sobre la pieza.

14. Muro con la pintura base aplicada, observamos como empieza a coger algo de volumen.

15. Colores en formato tinta o lavado de la serie Model Wash de Acrilicos Vallejo. Esta serie de colores están muy  bien para crear zonas de sombra y reforzar volúmenes en este tipo de piezas. Son colores semitransparentes que al secar crean unas sombrea muy delicadas.

16-17. Proyectamos a una presión media (1 bar) los colores antes indicados, superponiendo tonos creamos efectos muy interesantes.

18-19. Pieza con las sombras aplicadas.

20-21. Preparamos con esmaltes Humbrol un lavado oscuro, esta pintura al secar produce un acabado mate. Tenemos que utilizar siempre su diluyente específico ya que de este modo se obtienen los mejores resultados. El porcentaje de la mezcla es de 40% pintura 60% diluyente.

22. Aplicamos el diluyente de Humbrol sobre la superficie donde queramos hacer el lavado, dejando que se evapore unos segundos. De esta forma la pintura fluye mucho mejor por los recovecos.

23. Con un pincel de punta fina, vamos depositando el lavado en las zonas que consideremos oportunas. Dependiendo de la intensidad que queramos dar a las sombras tendremos que repetir esta operación varias veces.

24. Volvemos otra vez a utilizar los socorridos esmaltes, en esta ocasión los utilizaremos para resaltar la textura rugosa del hormigón. Una de las ventajas que nos aporta este modelo de muro en la realista textura que representa y la fiel calidad de reproducción.

25. Mediante la técnica del pincel seco, vamos resaltando la textura del muro y sus pilares. Esta sencilla técnica es muy adecuada para representar texturas de piedra y materiales porosos.

26. Con los colores de la serie MODEL WASH de Acrilicos Vallejo vamos a crear una serie de efectos de escurridos y pequeñas manchas de humedad y suciedad sobre la superficie del Hormigón.

27. Reforzando los tonos del lavado que dimos anteriormente  vamos dando tonos con estas tintas, semitransparentes.  De esta forma las sombras se van sobreponiendo creando transiciones de color muy interesantes.

28-29. Fotografía general de nuestro murete y en detalle, apreciamos la variedad de texturas y colores que nos ofrece nuestro muro ahora.

 

30. Damos una mano de barniz extra mate de la marca AMMO, este barniz es extraordinario por su acabado. De esta forma quitaremos esos brillos producidos por el uso de diferentes tipos de pintura.

31. Pieza terminada con la capa de barniz aplicada.

32-33. Vamos a aplicar un poco de vegetación superficial en algunas zonas de nuestro muro. Necesitaremos cola blanca y la referencia SP4180 de la Serie Scenearama. Diluimos la cola blanca, para poder hacer mucho más fácil su aplicación.

34. Procedemos a depositar los materiales antes descritos en pequeños recipientes (los blisters de plástico en los vienen algunos productos son perfectos).

35. Aplicamos la solución de cola blanca rebajada con agua por las zonas donde queramos colocar nuestros líquenes.

36. Sin dejar secar la cola depositamos pequeñas porciones de material.

37. Fotografías del muro terminado con la aplicación de los líquenes y pequeñas plantas.

·ENRIQUE CALDERÓN·

¡Compártelo en las redes!